SOBRE EL DELITO DE DAÑO AGRAVADO

Autor: Dr. David Díaz Lazo – Asistente Administrativo – Primer Despacho de D. Temprana – Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Mariscal Nieto

El Título Quinto del Código Penal legisla las figuras delictivas que atentan contra el patrimonio, dichos tipos han sido clasificados por la doctrina en forma diversa aplicando criterios como la naturaleza del Derecho que se protege, la finalidad de su comisión (verbi gracia el enriquecimiento) o el tipo de bien, sea este mueble, inmueble o derecho, sobre el que recae la acción delictiva. El presente artículo pretende desarrollar, desde una perspectiva personal, una de las agravantes del delito de daños, el cual se halla contenido en Capitulo Noveno del indicado título, específicamente aquella prevista en el inciso cuarto del artículo 206, la cual se presenta cuando este causa destrucción de plantaciones o muerte de animales. Para ello se debe comenzar por delimitar a partir de lo elucidado en el artículo precedente del corpus sustantivo, cuando una conducta puede subsumirse dentro del delito de daños, dice pues el artículo 205; El que daña, destruye o inutiliza un bien, mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a sesenta días multa, de una simple lectura del tipo se desprende: a) Que dicho delito puede cometerse a través de la realización de tres comportamientos distintos como son el dañar el destruir o el inutilizar un bien. b) Que el bien puede ser, aunque suene ya redundante, mueble o inmueble. c) Que el sujeto pasivo debe ser el propietario de todo o cuando menos de parte del bien dañado. d) Y que cabe la posibilidad de que el autor o agente sea copropietario, poseedor o tenedor del bien. No debe dejarse de lado, desde luego, en aplicación sistemática de lo elucidado por otros parágrafos normativos del propio código, que nos hallamos ante un tipo doloso, y que para que esta conducta alcance el rango de delito el monto de lo dañado debe superar cuando menos el equivalente a una remuneración mínima vital. Ahora bien pasemos a revisar de manera breve la redacción del artículo que contiene la conducta materia de análisis. Artículo 206: La pena para el delito previsto en el artículo 205 será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de seis años cuando: 1. Es ejecutado en bienes de valor científico, artístico, histórico o cultural, siempre que por el lugar en que se encuentren estén librados a la confianza pública o destinados al servicio a la utilidad o a la reverencia de un número indeterminado de personas. 2. Recae sobre medios o vías de comunicación, diques o canales o instalaciones destinadas al servicio público. 3. La acción es ejecutada empleando violencia o amenaza contra las personas 4. Causa destrucción de plantaciones o muerte de animales 5. Es efectuado en bienes cuya entrega haya sido ordenada judicialmente. Para la penalización de las conductas que este articulo reprime rige lo expuesto para el delito de daños, salvo lo concerniente al monto de lo dañado, pues debe recordarse que en caso de concurrir una agravante, la conducta será reprimida como delito sin importar que la afectación patrimonial no supere el equivalente a una remuneración mínima vital (disposición que se aplica también al delito de hurto). Pasaré ahora a detallar las circunstancias, en las que, a mi modesto entender, debe aplicarse lo previsto en el inciso cuarto de este articulo, para ello considérese que la redacción del mismo empieza con el verbo causa y no con las perífrasis verbales “es ejecutado” o “es efectuado”, como inician los incisos primero y quinto, o el verbo “recae”, del inciso segundo del mismo artículo, situación que sugiere que la acción efectuada no necesariamente recaería directamente sobre los bienes que en esta agravante se menciona, sin entrar en más detalles sobre ello la redacción de este inciso prevé dos conductas para la configuración de la agravante causar destrucción de plantaciones o causar muerte de animales, ahora bien no me parece adecuado el desarrollo que se ha hecho en la dogmática nacional de este subtipo penal, cítese por ejemplo al Doctor Ramiro Salinas Sicchia quien sostiene que la agravante aparece cuando el daño en su modalidad de destrucción recae sobre plantaciones o se causa la muerte de animales , ahora bien esta afirmación es sumamente peligrosa, ya que, sin ahondar por el momento en lo que constituye una plantación piénsese en lo complejo que resultaría la completa destrucción de la misma, imaginemos por ejemplo la tala de árboles, la cual muchas veces permite que estos vuelvan a crecer, después de largísimo periodos de tiempo, pero por consiguiente únicamente les daña y no destruye. La interpretación que sugiero es la siguiente esta agravante se configura cuando la acción del sujeto activo, en cualquiera de sus tres modalidades comisivas, como son el daño, destrucción o inutilización del bien mueble o inmueble, produce un resultado colateral , vale decir ocasiona o causa, la destrucción de plantaciones o la muerte de animales. El planteamiento que acabo de exponer, que esta agravante se configura cuando se produce además del daño genérico, un daño colateral como lo son la destrucción de plantaciones o la muerte de animales, se cimienta, en el hecho de que, si como sostiene el ilustre doctor Salinas, la agravante aparecería cuando se cause la muerte de animales, qué sentido tendría pues que el legislador haya tipificado el dar muerte a un animal como una falta, si puede también considerársele delito, (léase pues el articulo 450-A) Artículo 450-A.- El que comete actos de crueldad contra un animal, lo somete a trabajos manifiestamente excesivos o lo maltrata, será sancionado hasta con sesenta días-multa. Si el animal muriera a consecuencia de los maltratos sufridos, la pena será de ciento veinte a trescientos sesenta días-multa. El juez podrá en estos casos prohibir al infractor la tenencia de animales bajo cualquier modalidad. Queda claro que en la redacción del artículo que precede nada sugiere que el sujeto activo deba ser necesariamente el propietario del animal, por lo que podría perfectamente suscitarse el caso en que una persona diferente del propietario de muerte a animales de cualquier especie, sin que deba considerarse tal acto como daño agravado, y obviamente solo constituirá delito de daños si el valor de tales animales supera el monto que la ley establece. Ahora bien demás está decir, nuevamente, que para la configuración de cualquiera de estas agravantes no se requiere que el daño infringido supere en monto a una remuneración mínima vital, pero debe considerarse el hecho de que la acción del agente debe recaer sobre un bien cualquiera distinto a los animales o las plantaciones y afectar a estos como necesaria consecuencia de su actuar, vale decir con dolo indirecto o cuando menos eventual; situación a tenerse en cuenta, por que al no existir la figura del daño culposo no podrá imputarse esta agravante cuando por ejemplo se incendie un establo ignorando el hecho de que existan animales en su interior, en dicho caso podrá reprimirse dicha conducta únicamente como daño simple o como delito de Peligro en su modalidad de Incendio o explosión, lógicamente esto dependiendo del animus con que opere el agente. Finalmente para restringir aun más el ámbito de aplicación de esta figura delictiva hay que definir lo que es una plantación (palabra que proviene del latín plantatio), el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española confiere a esta palabra tres acepciones, Acción y efecto de plantar, Finca, conjunto de lo plantado, y Terreno en el que se cultivan plantas de una misma clase. Como es bastante previsible la última de estas definiciones es sumamente peligrosa, pues si una plantación incluye el terreno, los cultivos realizados en terreno ajeno, o en aquel del cual tan solo se es posesionario no podrían ser susceptibles de ser protegidos por el ámbito de aplicación de esta norma, pues como ya se dijo, para ser sujeto pasivo del delito de daños se necesita tener la propiedad del bien, y si no se es dueño del terreno no podrá argüirse que se ha afectado una plantación sino únicamente a plantas o matas de determinado producto. Sino considérese lo expuesto por el profesor Raúl Peña Cabrera quien señala que las plantaciones a que se refiere esta agravante pueden ser de propiedad privada o estatal, en tanto tengan valoración económica o comercial , ahora bien el Código Penal ha previsto en su artículo 450 inciso quinto como una falta la destrucción de plantas ornamentales, como las existentes en parques o avenidas, como todos sabemos dichas plantas tienen valor económico, pues no crecen de manera silvestre, lo que elucida que en esta agravante la palabra plantación haría referencia a algo más que plantas; sin soslayar claro que en cada caso concreto se tendrá que determinar si la destrucción de las plantas o plantaciones es consecuencia o no del daño que se busca infringir, vale decir si es o no un resultado colateral. Queda en manos del amplio criterio de nuestros operadores jurídicos deslindar cuando se configura este ilícito, hasta entonces lo aquí expuesto es solo un alcance, o pretende serlo, para la interpretación del que a simple vista es uno de los tipos penales menos complejos de la codificación nacional. BIBLIOGRAFIA • PEÑA CABRERA, Raúl. “Tratado de Derecho Penal – Estudio Programático de la Parte General”. Edit. Grijley. 3ra. Edición mayo de 1997, Lima. • PEÑA CABRERA, Raúl. “Derecho Penal- Parte Especial”. Edit. Idemsa, Lima • ROJAS VARGAS, Fidel. “Código Penal” Tercera Edición , Idemsa Lima Perú • SALINAS SICCHIA, Ramiro, “Derecho Penal- Parte Especial”, Tercera Edición, Grijley, Lima-Perú. • PAREDES INFANZON, Jelio, “Delitos contra el Patrimonio”, Editora Gaceta Jurídica Lima- Perú.

About these ads

Una respuesta

  1. El artículo me parece interesante aunque no comporta del todo la opinión de su autor, debería desarrollar las otras agravantes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: